Puerto Peñasco, Sonora.- Con el objetivo de brindar vigilancia para la protección y la eventual recuperación de la población de la vaquita marina y el ataque a la pesca furtiva de la totoaba, autoridades federales pusieron en marcha un nuevo mecanismo de salvaguarda con avion no tripulado, mejor conocidos como dron, en el alto golfo de California.

En una ceremonia realizada ayer, se hizo entrega del “Arcturus T-20”, este sistema de vigilancia tiene la finalidad de contribuir a la recuperación de la población de la vaquita marina y efectuar actividades contra la pesca furtiva del pez totoaba, así como apoyar el desarrollo y bienestar de las comunidades costeras del Alto Golfo de California.

El sistema “Arcturus T-20” está compuesto por tres aeronaves con cámaras de alta resolución, un vehículo como estación de control terrena móvil, un vehículo logístico, antena de control y antena satelital, un lanzador neumático para aeronaves, además de un vehículo para acondicionar el terreno de operación, componentes con los cuales se fortalecerá la capacidad de detección al incorporar la capacidad de Patrulla Aérea Marítima para áreas específicas debido a la eficiencia en la vigilancia, bajo costo, flexibilidad en su empleo, movilidad y sigilo en su despliegue.

El Almirante Soberón Sanz aseguró “sin duda, emplear este tipo de tecnología, nos permitirá realizar un mayor número de operaciones a bajo costo, con mayor permanencia en el Golfo de California, además de una flexibilidad en su empleo y sigilo en su despliegue”.

“Aún falta mucho por hacer, y el tiempo es un factor determinante. Las y los mexicanos tenemos una vital y urgente labor a favor de nuestros mares. Una responsabilidad en pro del ambiente marino. A la par de todas las medidas, que las instituciones del Gobierno de la República emprendamos, el apoyo de la ciudadanía y en especial de la comunidad pesquera resulta de extrema importancia”, agregó.

“Preservar nuestro medio marino es y debe ser una responsabilidad conjunta. No podemos ni debemos permitir que nuestros mares vean desaparecer una especie más. En nuestros mares sí hay futuro”, afirmó.

Aseguró que estas medidas son las herramientas que permitirán conservar a la vaquita marina y evitar su extinción. Asimismo, Pacchiano Alamán reconoció el apoyo y colaboración de la Secretaría de Marina, de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura, así como de las comunidades pesqueras del Golfo de Santa Clara y San Felipe para impulsar este programa.

Durante el evento se realizó la entrega simbólica del componente de operación del vehículo aéreo no tripulado de manos de Rafael Pacchiano Alamán al Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz; posteriormente se llevó a cabo una demostración en vivo y explicación de la operación de los vehículos aéreos no tripulados.

Share post with: