Por Excélsior

Luego de que un grupo armado entrara al bar Caballo Blanco, en Coatzacoalcos, Veracruz, realizara disparos e incendiera el lugar, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que algunos de los agresores ya han sido identificados y estuvieron en prisión, pero obtuvieron su libertad, motivo por el cual pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer las investigaciones e indagar a las autoridades que permitieron eso.

En conferencia en Palacio Nacional informó que hasta el momento ya suman 25 las personas que han perdido la vida en este ataque ocurrido anoche cerca de las 22:00 horas en el table dance, ubicado en la colonia Benito Juárez norte, una de las zonas más conflictivas de la entidad.

Debido a ello, el presidente solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer las investigaciones de este caso, en el cual, afirmó también debe indagarse a las autoridades de Veracruz, ya que presuntos atacantes del bar ya habían estado en prisión y fueron liberados.

“Estamos pidiendo al fiscal general que se atraiga este asunto y se lleve a cabo una investigación a fondo, porque son dos cosas: una, lamentable, que la delincuencia organizada actúe de esta manera, es lo más inhumano que puede haber, lo otro, también condenable, es que exista contubernio con autoridades”, aseveró.