Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

La vieja prisión tiene el primer lugar en la lista de 2019 de los 20 nominados a los 10 mejores sitios embrujados.


 

YUMA, Arizona .-

En Yuma se encuentra el Mejor Destino Embrujado en Estados Unidos, de acuerdo a la revista Today USA, al lado del centro histórico de la ciudad.

En agosto pasado, los lectores de USA Today le dieron el primer lugar en la lista de 2019 de los 20 nominados a los 10 mejores sitios embrujados cuya visita se recomienda en el país, debido a la gran actividad paranormal que hay en este lugar, antiguo hogar de tres mil 69 internos, incluyendo 29 mujeres, en los 33 años que estuvo en funcionamiento.

Los primeros siete prisioneros, quienes trabajaron construyendo las que serían sus celdas, se mudaron a la Prisión Territorial de Yuma el 1 de julio de 1876. La estructura se levantaba dominando los Ríos Colorado y Gila.

De acuerdo con el guía de turistas Gary Stigall, la principal causa de muerte era la tuberculosis. 119 presos fallecieron en el hospital de la prisión, al menos uno se ahorcó y cuatro murieron en un motín en 1887.

Algunos de los espíritus de estos hombres y mujeres recluidos por delitos desde asesinato hasta poligamia, aun vagan atrapados entre las celdas de esta prisión, incluyendo al juguetón fantasma de una pequeña niña que ha pellizcado a uno que otro visitante que tiene el mal tino de vestir de rojo, ya que este curioso espectro tiene un rechazo especial a este color.

La actividad paranormal es más intensa es en el llamado Dark Hole o Celda Oscura, lugar o de castigo en el que encerraban a los presos por su mal comportamiento en una gran jaula.

A ellos les quitaban la ropa y los dejaban en la oscuridad. Se dice que, como un extra de tortura, un malévolo guardia les arrojaba desde un pequeño agujero en el techo, escorpiones y serpientes. Sus necesidades fisiológicas las hacían donde podían y la celda se limpiaba muy a la larga; cuentan que los olores eran terribles.

Mientras que los reclusos consideraban a la prisión como el “agujero del infierno” y la describían como un lugar “difícil de aguantar del que era aún más difícil escapar”, la gente de Yuma se refería a ésta como el “Club Campestre del Colorado” debido a que contaba con más comodidades que las que tenían disponibles en el resto de la ciudad, lo que incluía luz eléctrica, ventilación forzada, un sistema de drenaje, tres tinas para bañarse, una banda de música y una biblioteca con dos mil libros, la más grande del territorio en ese tiempo, además de los únicos tres sanitarios de Yuma.

La prisión se cerró en 1909 debido a que se llenó y los internos fueron trasladados a Florence. Las instalaciones fueron utilizadas para albergar a la preparatoria local Yuma High School y durante la Gran Depresión el sitio fue utilizado por personas sin techo para vivir.

En la segunda parte de esta historia podrán conocer cuales fueron algunos de los más famosos forajidos encarcelados entre las rejas de esta prisión y las leyendas de aquellos prisioneros que decidieron continuar viviendo aquí después de morir, incluyendo la leyenda de la niña que llevaba un vestido rojo y se ahogó trágicamente en el río Colorado mientras intentaba sacar su muñeca del agua.