Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Ahora que el problema del agua es una realidad en todo el Valle y que está afectando a todos los cultivos, pero de sobremanera al algodonero, lo que se tiene que hacer es exigir que las empresas distribuidoras de semillas traigan sus productos de ciclo corto a esta zona.

Con este reclamo, productores del Centro y Sur del Valle que han sido afectados por la falta del elemento, se unen a los del Norte que desde ciclos anteriores no solo han demandado esa semilla, sino que también el cambio de fechas de siembra.

Como lo ha venido manifestando el productor Oscar Romo Ramos, el cambio climático ha originado que las horas calor no se acumulen a las  actuales fechas establecidas de siembra, ocasionado la necesidad de un reacomodo en ellas que no perjudicaría al cultivo si se utilizan variedades cortas.

Obviamente, hicieron la aclaración, esas nuevas variedades de ciclo corto tendrían que ser de gran rendimiento para que el productor no tuviera mermas en relación a las otras.

Pero la solicitud de esas variedades tiene que hacerse por los conductos adecuados, porque hasta el momento a pesar de que ha habido manifiestos en el sentido de que deben abastecer a la zona, no lo hacen, dicen los algodoneros.

En otras regiones algodoneras si se tienen esas variedades, pero no aquí donde ya son una necesidad, por el agua y por el cambio climático que ha variado los períodos de calor y de frío, exponen los productores.

Para terminar, adujeron que escucharon hablar de un estudio sobre la conveniencia del cambio  de fechas, pero que del resultado nada han sabido.