Mario Rodríguez Arredondo, de 42 años de edad, cumplió ya 72 horas de desaparecido y hasta el momento no se tiene ninguna noticia sobre su paradero.

“El Mayín”, como le conoce la población del Golfo de Santa Clara, desapareció desde la noche del lunes o en las primeras horas del pasado martes.

En un cuarto que usa como vivienda, en un predio donde están embarcaciones y artes de pesca, los vecinos y conocidos de Mario, encontraron varios charcos de sangre, además de huellas de arrastre pintados de sangre, tanto en el piso de la casa como en el patio.

Fue a las 8:00 de la mañana del martes cuando los vecinos llamaron a la policía al encontrar todas las manchas de sangre, unas más secas que las otras.

En el patio había varias huellas de arrastre con sangre, donde se supone que jalaron el cuerpo y lo subieron a algún vehículo tipo pick up.

Por la pérdida de sangre y la ausencia de la persona ampliamente conocida en el otrora poblado pesquero, la policía sospecha que fue muerto y el cadáver desaparecido.

Varios residentes del poblado esperan que “El Mayín” regrese con bien a la comunidad, donde es ampliamente apreciado por un gran sector de la población.

Share post with: