Por Periódico El UNIVERSAL

Washington.- El número de familias inmigrantes detenidas en la frontera entre México y Estados Unidos volvió a superar todos los récords el pasado mes de febrero, lo que para las autoridades estadounidenses demuestra que el sistema está a un “punto de quiebre”. 

En los primeros cinco meses del actual año fiscal, que va desde el pasado octubre hasta febrero, los agentes de Estados Unidos detuvieron a más de 136 mil integrantes de grupos familiiares.

La cifra, en solo cinco meses, es superior a la de las familias detenidas en todo el año fiscal de 2018.

“El sistema está por encima de su capacidad, está en un punto de limite”, advirtió el comisionado de la patrulla fronteriza de EU (CBP por sus siglas en ingles), Kevin McAleenan, en la presentación oficial de las cifras correspondientes al mes de febrero. Las detenciones de inmigrantes indocumentados aumentó 31% con respecto a enero, llegando hasta los 76 mil 103 inmigrantes.

El pasado febrero fué el que registró mas detenciones desde 2007.