Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

El presunto violador y asesino de la menor, Itzel Nohemí, fue encontrado muerto de forma misteriosa, colgado en una celda del Cereso de San Luis Río Colorado, con una tira de cobija amarrada al cuello.

La Fiscalía General de Justicia del Estado dio a conocer que investiga las causas de la muerte de Aarón Guadalupe Ortega, quien había ingresado el pasado fin de semana al Centro de Reinserción Social.

El sujeto fue internado el día sábado en el penal local por Delitos Contra la Salud, y justamente la tarde de martes se le ejecutaría una orden de aprehensión por los delitos de Violación Equiparada Agravada en número de dos, Feminicidio y Violación  a las leyes sobre Inhumación y Exhumación.

La muerte del presunto violador y homicida se filtró de inmediato en las redes sociales y generó una gran cantidad de reacciones. La Secretaria de Seguridad Publica Estatal envió un comunicado donde informó que cerca de las 13:45 horas al realizar recorrido de vigilancia, se encontró el cuerpo de Aarón Guadalupe.

Fue el mismo director del penal, Héctor Raúl Duarte Núñez, quien manifestó que el hombre estaba en su celda y que utilizó un trozo de cobija para quitarse la vida.

Sin embargo, minutos más tarde, la Fiscalía General de Justicia del Estado, informó, a través de otro comunicado, que se encuentra realizando las investigaciones para determinar la causa de la muerte de Aarón Guadalupe, agresor de la menor Itzel Nohemí.

“De comprobarse una situación suicida de parte del agresor de la menor Itzel Nohemí, sería un acto de cobardía quitarse la vida para evitar afrontar las consecuencias de sus actos, en particular una larga estadía en prisión”, dijo la Fiscal General de Justicia en el Estado, Claudia Indira Contreras Córdova.

La Fiscalía agregó que es posible que el hoy occiso, al saber que enfrentaría una pena global de 102 años de prisión, lo que resultaría de sumar 60 años por el delito de feminicidio, 20 años por cada de las dos violaciones agravadas, y 2 años por la violación sobre inhumaciones, haya decidido quitarse la vida, situación que está siendo investigada por la Fiscalía General de Justicia.

Fuentes no oficiales del interior y fuera del penal, dieron a conocer que un grupo de internos habría participado en una serie de ataques en contra del presunto violador y asesino, acciones que provocaron la muerte.

Comentaron, además, que al final lo habrían colgado de las rejas con un trozo de cobija, para deslindarse de responsabilidades.

Como se recordará, fue el pasado jueves 23 de mayo cuando desapareció la menor Itzel Nohemí de siete años de edad en la colonia solidaridad.

Tras la denuncia, un grupo de voluntarios en conjunto con grupos de rescate y fuerzas policiacas participaron en la búsqueda, también el homicida y violador anduvo de manera activa en las acciones.

Fue el jueves 30 de mayo, justo a una semana de la desaparición, cuando la policía estatal detuvo a Aarón Guadalupe, quien confesó el crimen y llevó a los policías al sitio donde la había enterrado desde el jueves 23.

Share post with: