Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Largo y tortuoso, cual canción de Los Beatles, así se torna el camino que cruza de punta a punta el estado, particularmente por la rehabilitación del tramo Estación Don-Nogales, donde en este momento existen un total de 16 desviaciones.

Si usted está por salir de viaje o regresar a la ciudad, lo mejor es tomar previsiones.

En un recorrido de San Luis Río Colorado a Navojoa y viceversa, NOTICIAS constató la situación en la que se encuentra la carretera federal 2 y la carretera federal 15.

La primera, excepto algunos puntos del tramo Sonoita-Caborca, presenta condiciones óptimas para el desplazamiento en automóvil.

Asimismo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no tiene ninguna obra en proceso, lo que permite conducir en el límite de velocidad permisible.

De ida, la fila de entre 5 y 10 kilómetros que realizan los tráileres en la aduana de San Emeterio (a 25 kilómetros a la salida de Sonoita) obliga a extremar precauciones.

Y es que en las “horas pico”, los choferes no sólo ocupan el acotamiento, sino también el carril de circulación ordinario, lo que deja abierta la posibilidad de accidente.

Algo similar ocurre de regreso…

El puesto de control militar Cucapá, en el kilómetro 176.5, entre Sonoyta y San Luis, retarda por algunos minutos el traslado e incrementa la probabilidad de colisión ante la conglomeración de autobuses y vehículos de carga pesada, la falta de señalización adecuada y lo reducido del espacio de revisión.

En el kilómetro 92 del tramo Caborca-Altar, la aduana Caborca sigue inhabilitada, por lo que el automovilista nada más debe reducir la velocidad mientras cruza las instalaciones.

Entre Altar y Santa Ana se asesta el primero de varios “golpes” al bolsillo, cabe advertir; cruzar los 73 kilómetros que separan ambos municipios cuesta 105 pesos por vehículo compacto, el resto oscila entre 65 pesos en promedio.

 

MEXICO 15

Una vez en la México 15, Estación Don-Nogales, el panorama cambia de manera sustancial…

A pesar que el camino se duplica en carriles, la obra de ampliación y modernización que la SCT mantiene en proceso desde el año antepasado, combinado con las casetas y el retén militar de Querobabi (kilómetro 112, tramo Hermosillo-Benjamín Hill), hacen que el trayecto se vuelva cansado y tortuoso.

Actualmente, la SCT tiene 16 desviaciones, que en conjunto suman 102 kilómetros lineales, en los que la llamada Cuatro Carriles se reduce a uno solo por cada sentido y sin acotamiento.

En estos tramos, el automovilista llega a reducir la velocidad hasta 25 kilómetros por hora.

De acuerdo a información dada a conocer por la propia dependencia federal, entre Magdalena y Santa Ana hay dos desviaciones que representan 5.9 kilómetros de “martirio”, mientras que de Santa Ana a Hermosillo hay otras dos, de 18.9 kilómetros en conjunto.

En tanto, de la capital del estado al puerto de Guaymas, la SCT desvía el tránsito en siete diferentes puntos, que suman un total de 34.5 kilómetros.

Ahora, que si se viaja de Guaymas a Ciudad Obregón, el “inconveniente” se presenta en una sola ocasión, pero a lo largo de 13 kilómetros continuos, y de Navojoa a Estación Don, en otras cuatro ocasiones, que representan 30.3 kilómetros.

 

MOLESTIA

En un boletín de prensa fechado el 25 de julio pasado, el Centro SCT-Sonora asegura que todos los tramos en rehabilitación cuentan con señalización “adecuada”, sin embargo, versiones de automovilistas sostienen todo lo contrario.

Incluso, 20 días antes, el 5 de julio, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, solicitó públicamente al subsecretario de Infraestructura de la SCT, Raúl Murrieta Cummings, apurar los trabajos y mejorar la señalización en pro de la seguridad de los viajeros.

La obra de ampliación y modernización de la carretera México 15, tramo Estación Don-Nogales comprende la repavimentación de la superficie vial con concreto hidráulico con acotamientos en ambos lados de cada cuerpo.

Para tal efecto, el Gobierno de la República tiene previsto destinar 19 mil millones de pesos.