Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Por Excélsior

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana planteó ante diputados que si su renuncia resolviera la dimensión del problema, no tendría ningún inconveniente en presentarla

No fue un día de campo para Alfonso Durazo en su comparecencia ante diputados, la oposición le hizo ver que las cifras de violencia han demostrado que la estrategia del gobierno en materia de seguridad a 11 meses de haber asumido, es equivocada.

No se trata de ver si fue Peña o fue Calderón, hoy tienen una responsabilidad y no podemos rehuir o dar excusas a los mexicanos”, señaló Jorge Arturo Espadas, diputado del PAN.

Lo mismo ocurrió con Héctor Yunes del PRI, “por cierto, fue el presidente de la República quien se fijó asimismo el plazo de 6 meses para mejorar las condiciones de seguridad del país, el plazo señor secretario se cumplió, lo que no se ha cumplido es el compromiso”

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana afirmó que en el debate nacional se enfrentan dos visiones distintas: las de quienes pretenden combatir a la delincuencia organizada a toda costa, caiga quien caiga, y la del gobierno del presidente López Obrador que busca poner un alto al derrame de sangre en que incurrieron las administraciones anteriores.

No defendemos intereses oscuros ni inconfesables, no nos mueve ni el cochupo ni la componenda, solo el objetivo de pacificar al país y devolver a la sociedad la tranquilidad que anhela”, afirmó.

Pero el debate y los duros cuestionamientos llegaron cuando los legisladores se refirieron a lo ocurrido en Culiacán el pasado 17 de octubre.

Con mantas, pancartas, playeras y un contador con el número de muertos que se acumulan en la actual administración y que fue cambiando conforme avanzaba la comparecencia, al iniciar en las 30 mil 518 y concluir en las 30,535, se recriminó al secretario las contradicciones en que incurrió el gabinete de seguridad al explicar el porqué de la liberación de Ovidio Guzmán e incluso haber dado a conocer el nombre del militar responsable del operativo.

El jefe supremo de las Fuerzas Armadas renunció a su responsabilidad de proteger a su tropa y los está poniendo como carne de cañón, no solo ante la opinión pública sino ante el crimen organizado”, le dijo Adriana Dávila del PAN.

 

Pero lo más lamentable fue la forma irresponsable en que se expuso a las y los habitantes de Culiacán. No vengan aquí a autonombrarse héroes por medio solucionar un problema que ustedes mismos generaron”, le dijo Frida Esparza, legisladora del PRD.

En respuesta, Durazo Montaño, quien estuvo acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional y Marina, además del Consejero Jurídico de la Presidencia, defendió el actuar de las fuerzas federales.

El estado mexicano prevalece, nada de estado fallido, nada de estado debilitado”, afirmó.

Al inicio de su comparecencia, el funcionario federal hizo entrega del informe sobre lo sucedido en Culiacán a la presidenta de la mesa directiva, la panista Laura Rojas.

Durante este encuentro con diputados federales, advirtió que, en la lucha por la seguridad, no se admite el regateo por ambiciones personales ni la especulación coyuntural en busca de dividendos políticos.

La demanda de que renuncie y/o enfrente un proceso de juicio político fueron abordados así por el secretario Durazo:

El tema de mi renuncia es lo de menos, si una renuncia resolviese un problema de la dimensión que tenemos no tendría ningún inconveniente de ponerla sobre la mesa.

 

El tema del juicio político les corresponde a ustedes promoverlo y le correspondería a esta soberanía decidir y cualquiera que sea la solución de ese proceso, no faltaba más, me someteré a la decisión de esta soberanía”, apuntó.

Luego de 5 horas y media y cobijado por los diputados morenistas, el secretario Alfonso Durazo concluyó su comparecencia, no sin antes garantizar el compromiso del gobierno del presidente López Obrador de entregar un país tranquilo y en paz en 2024.