Jueves, 18 octubre, 2018
Banner Top

Ayer por la mañana, una retroexcavadora laboraba cerca del muro fronterizo, en los últimos trabajos de sellando del túnel transfronterizo de más de 170 metros de longitud que fue encontrado el 13 agosto pasado  en el edificio vacío del que fuera el restaurante Kentuky Fried Chicken, en San Luis, Arizona.

A un costado del Parque de la Amistad, donde hace curva la calle Urtuzuastegui convirtiéndose en San Luis Drive, se pudieron observar agentes  de Investigaciones de Seguridad Nacional vigilando la zona, así como empleados de la empresa encargada de realizar los trabajos.

La salida del túnel medía poco más de 20 centímetros, por lo que se determinó que sólo era utilizado para el contrabando de drogas y se encontraba en el área de la cocina del restaurante.

El túnel tenía una profundidad de 6 metros, según se dio a conocer en su momento.

Una parada realizada por el Departamento de Policía de San Luis (SLPD por sus siglas en inglés) por una violación de tráfico a un pick up conducido por Iván López, residente de Yuma y dueño del local vacío de KFC, localizado en el 552 San Luis Plaza Drive, llevó al descubrimiento del túnel que era utilizado por el Cartel de Sinaloa, a decir de propias autoridades federales.

En el remolque del pick up se encontraron dos cajas de herramienta que contenían 168 kilogramos de drogas duras compuestas por 118 kilogramos de metanfetamina, más de 6 kilogramos de cocaína, más de 3 kilogramos de fentanilo, 13 kilogramos de heroína blanca y más de 6 kilogramos de heroína café.

López había sido visto sacando las cajas de herramientas del antiguo restaurante de KFC, por lo que el 14 de agosto se ejecutó una orden de cateo en el edificio abandonado y en la residencia del sujeto.

Según Investigaciones de Seguridad Nacional, el túnel tenía unos dos meses en uso cuando fue descubierto y creen que lo construyeron a principios del verano.

Comentarios

comentarios

¡Síguenos!

YOUTUBE

Noticias TV

Especiales

Encuesta

Edición Impresa

WhatsApp chat