La prematura partida de Carlos Gómez, no sólo deja huérfanos a los ejidatarios del San Luis, sino que también el Valle pierde a quien se veía como la promesa seria que vendría a ocupar el lugar que dejaron aquellos que ya fallecieron o a quienes simplemente se retiraron a su casa.

Carlos emergió del Grupo Solidario Benito Juárez que su padre, Teódulo Gómez, y otros ejidatarios del San Luis formaron, para buscar la Presidencia precisamente del Comisariado de este núcleo que el desprestigio de pasadas administraciones lo estaban afectando.

Se rodeó de personas serias, como el dentista David Adame, logrando el Comisariado e iniciando rápidamente la transformación de la imagen negativa que tenía su ejido por la venta múltiple de los solares.

El trabajo serio y responsable que hizo con su equipo, lo convirtió en el líder nato del ejido, reflejándose esto en la influencia que tuvo para decidir quiénes serían los Presidentes que le siguieron.

Por esto, no tuvo ningún problema para ganar el Módulo de Riego Número 1, donde al inaugurar una de las múltiples obras que hizo, el Salón de Asambleas, la profesora Elvira Cid lo llamó “la promesa del campo”, asegurándole que llegaría muy alto…

De eso hace siete años, y su salud era de lo mejor, permitiéndole participar en los diferentes foros de agua y de agricultura, donde por sus breves y centradas intervenciones siempre era escuchado.

Esas participaciones llenas de razón, y por lo justo que eran, no pocos lo veían como el futuro líder que hacía falta en el Valle.

Hay que recordar que personas con influencia en las masas, como Ignacio Guzmán, Rafael Leyva, Manuel Aceves y otros, ya se fueron.

También hay que destacar que líderes como Benito Muñoz, Rafael Cañez, Luis Norberto Mora, que fueron más recientes, también ya se fueron.

Se debe tener presente que líderes como Roberto Hernández Quezada, Carlos Silva, Ramón Rodríguez, Carlos Torres, ya se retiraron.

De esto estaban conscientes Carlos Silva, Gilberto Ibarra, ni se diga la maestra Elvira Cid, quienes con sus intervenciones en el homenaje de cuerpo presente que se le hizo en su propio ejido, lo hicieron ver como el líder que ocuparía el hueco que actualmente hay en el Valle.

Silva Calles fue más allá, pues dijo a los presentes que su tocayo era un proyecto no sólo para el Valle, sino también para la ciudad.  No se atrevió a decir abiertamente que lo estaban perfilando para un cargo político.

Pero sí, hace tres años justamente, estaba luchando por una regiduría por la CNC por el Revolucionario Institucional, lo cual no se concretizó.

En el mismo homenaje que fue visto por cientos de personas que demostraron el carisma y la atracción que tenía Carlos, Gilberto Ibarra habló de la preocupación que tenía su amigo personal porque las cosas siempre se hicieran bien en los organismos del campo.

Pero no sólo de eso hablaba Carlitos Gómez con la familia Ibarra últimamente, había algo en común con ellos, el cáncer contra el que Gilberto Ibarra (padre) también estaba luchando.

Ese temple hizo que Gilberto Ibarra Lepe admirara todavía más al amigo.

La verdad, en estos momentos no se ve quien va ocupar el liderazgo que tenía en el Ejido, lo que hace que la lucha por el Comisariado que están protagonizando Francisco Flores y el Dentista David Adame, se va a desarrollar en un escenario de igualdad.

Se recuerda que hace tres años Carlos fue quien inclinó la balanza a Favor de Gustavo Rodríguez, haciendo perder precisamente a Francisco Flores. Tenía peso.

Va a pasar tiempo para que los ejidatarios del San Luis perfilen a alguien como lo hicieron con los viejos líderes y ahora a Carlos.

Igualmente, en el Grupo Solidario Benito Juárez, donde era Presidente, se van a complicar las cosas, porque de entrada hace una semana todavía se les debía parte de la liquidación a trigueros que le entregaron la producción.

De antemano se sabe porque sucedió esto, aunque Gradesa debió haber resuelto el problema inmediatamente porque sabían los Directivos que Carlos Gómez en salud jamás permitiría que no se le pagara a tiempo a la gente.

Los socios del Grupo, que no son muchos, tendrán que elegir a un nuevo presidente urgentemente, porque el ciclo triguero ya está encima.

Descanse en paz.

Share post with: