Ejecuciones al estilo del narco, por riñas entre cholos, ajuste de cuentas, y pasionales, han marcado a San Luis Río Colorado en los dos primeros meses del 2019

Catorce hombres y dos mujeres han perdido la vida de manera violenta en los primeros 60 días del año en San Luis Río Colorado, en una jornada violenta que ha sumido a decenas de familias en el dolor y la impotencia. Una situación que no  solo se refleja en la ciudad, sino en todo el estado y el país.

El caso más sonado fue la desaparición forzada de 6 hombres de entre los 19 y los 55 años de edad en la segunda y tercera semana del mes de enero, y todos tienen relación con el mismo asunto delictivo.

Los seis ya aparecieron ejecutados en fosas clandestinas en terrenos ubicados en zona desértica al sureste de la ciudad, solo dos están identificados de manera oficial.

La mayoría de los crímenes se encuentran impunes, pues solo dos se han aclarado, y solo en uno de los casos el autor material está sentenciado a 40 años de cárcel por feminicidio agravado.

La lista de crímenes inició el 10 enero cuando localizaron muerto a machetazos a un adulto mayor conocido en la comisaria Luis B. Sánchez como El Chino, de 64 años, se presume que convivía con otros alcohólicos y le dieron muerte.

El 12 de enero, Yezmani Javier Villanueva atacó con un hacha a su mujer mientras que estaba dormida, la maestra Dalila Jazmín Flores falleció en el mismo ataque, fue condenado a 40 años de cárcel.

Un 15 de enero fue localizado muerto a balazos en el interior de su auto Chrysler 300 de color blanco perla, el de nombre Joel Fabián González 35 años de edad, fue en un terreno baldío de la calle 48 y avenida Rosas. Era presunto traficante urbano.

El 19 de enero fue abatido por la policía Jaime “C” de 24 años de edad, luego de que pusiera en riesgo la vida de peatones y automovilistas en su huida hacia Baja California, y atacar con su auto a policías.

Julio César López, de 42 años de edad y de apodo El Camarón, un hombre con amplio historial delictivo, fue asesinado un 21 de enero en una casa abandonada en la Carretera del Valle y avenida Álvaro Obregón, luego de una persecución a pie por varias calles del este de la ciudad.

En la avenida Venustiano Carranza y la calle 15, un 30 de enero fue ejecutado a balazos el presunto sicario del cartel de los Arellano Félix, José Luis Cárdenas López, alias El Junior.

El primero de febrero se llevó a cabo el hallazgo de dos cuerpos enterrados en una fosa ubicada al sur de la avenida Dalias y al este del canal que corre por la calle 48, uno fue identificado como El Güero Pecas, el otro un mecánico de Mexicali.

El 2 de febrero se descubrió el cuerpo de una mujer de unos 40 años atrás de una estación de gasolina y pegado al muro de acero de la línea internacional, fue estrangulada.

Una riña entre pandilleros ocurrida un 4 de febrero, dejo saldo de un joven de 22 años de edad de nombre Francisco Javier, en hechos ocurridos en la colonia Aviación.

La tarde del siete de febrero fue ejecutado el roba carros mexicalense Jonathan de 34 años de edad, en un negocio de mariscos de la calle12 y avenida Quintana Roo.

El día con más muertos se presentó el día primero de marzo, pues por la mañana asesinaron de 6 balazos a un hombre en la calle 35 y avenida Colima, en el sitio se detuvo al homicida, se recuperó un arma de fuego y se presentó a tres testigos.

También ese día primero se localizaron cuatro cadáveres en otra fosa clandestina ubicada al sureste de la ciudad, cerca de la otra donde un mes antes encontraron otros dos cuerpos.

Entre los cuatro pudieran estar los restos de Carlos y Lázaro, padre e hijo que fueron a trabajar a un yonque y ya no fueron vistos por sus familiares.

Son en total 34 las muertes violentas que se han presentado en esta frontera en la presente administración municipal, es decir en solo cinco meses y medio.

Los crímenes no solo repuntaron en la ciudad, sino en todo el estado y el país, coincidentemente con los cambios de gobierno y la nueva estrategia de seguridad.