Tiempos de espera de más de cinco horas tuvieron que soportar las personas que tenían necesidad de cruzar la frontera entre San Luis Río Colorado y San Luis, Arizona; una situación que, al parecer, no se solucionará en corto plazo.

Aunque el problema fue agravado porque más gente cruzó la frontera con motivo del feriado de Acción de Gracias, este problema provocado por el operativo de seguridad en la frontera frente a la llegada de los migrantes hondureños, no se solucionará en los siguientes días, indicó el alcalde de San Luis, Arizona, Gerardo Sánchez.

Aseguró que las consecuencias ya se están dejando sentir en la economía local. “La gente está dejando de cruzar la frontera y esto no es bueno para la economía y el turismo. El problema se agravará porque viene más gente a esta frontera buscando asilo”.

Indicó que la mayoría de los ingresos por concepto de impuestos sobre la venta son generados por los visitantes del otro lado de la frontera, por lo que la ciudad verá un impacto en su presupuesto como está sucediendo en San Diego, Calexico y Nogales”.

Consideró que el problema continuará. “Las largas filas seguirán en Sentri y Ready Lane, así como en los carriles normales y peatonales, ya que la prioridad es la seguridad de los oficiales y de las personas que cruzan la frontera, por lo que les pedimos al público que no planee cruzar en 15 minutos. Si lo hacen qué bueno, pero consideren tomar la fila con una hora u hora y media de anticipación”, indicó Sánchez.

“Me preocupó que cerraran la garita de San Ysidro ya que esto puede ocurrir también en San Luis. Espero que la gente tenga más paciencia porque va a haber más demoras”.

Dijo que San Luis, Arizona tiene que continuar siendo una de las ciudades más seguras de Arizona y reiteró que la situación que se está viviendo en la frontera es algo que no se puede arreglar en días y la expectativa es que se prolongue por varios meses.

“No tenemos una idea del impacto económico que tendrá en la ciudad aún, pero si los tiempos de espera continúan siendo tan largos como fueron el domingo pasado, será muy negativo ya que disminuirán los ingresos por concepto de impuestos sobre la venta y vamos a tener que hacer un ajuste en nuestro presupuesto. Esta crisis afectará los servicios públicos que ofrecemos. Podremos brindar los servicios básicos, pero los servicios extras será lo primero que se tendrá que recortar”.

Manifestó que es algo que no se podía haber previsto cuando se elaboró el presupuesto. “Esta fuera de nuestro control y nos habla de lo importantes que son las garitas que ayudan a promover el turismo y el desarrollo económico”.

Comentó que recibió varias llamadas de residentes consternados. “La gente que cruza todos los días esta preocupada, los niños están llegando tarde a la escuela o no están viviendo. Hay mucha gente que vive del lado mexicano y viene a trabajar en el campo. ¿Qué va a pasar si cierran la garita? Los cultivos se echarán a perder porque no habrá suficiente gente para levantar la cosecha y el precio del producto se disparará afectando a todo el país”.

Considera que para esto no hay forma de prepararse, especialmente cuando se habla de la cantidad de gente que está queriendo obtener asilo en Estados Unidos. “Lo que si se es que no está cruzando mucha gente por esta garita y los albergues están saturados en Phoenix y Tucson. No hay manera de procesar tanta gente y la ciudad de San Luis no tiene recursos para abrir albergues”.

Expuso que la ciudad de San Luis ha brindado su apoyo y ha trabajado con Aduanas y Protección Fronteriza y la Patrulla Fronteriza, así como con otras agencias del orden público, pero su prioridad es la seguridad de sus residentes. “Tenemos 38 elementos de policía y tenemos que cuidarlos, pero asistiremos a CBP en lo que podamos”.

“Como alcalde mi prioridad es la seguridad pública y que los servicios se continúen brindando, pero si tenemos que recortar servicios lo vamos a hacer”, apuntó.

 

Share post with: