Afortunados, se dijeron residentes del poblado Golfo de Santa Clara, luego que la tormenta tropical “Rosa” pasó por la zona sin la fuerza con la que se había pronosticado.

El fenómeno meteorológico trajo lluvias por momentos torrenciales y vientos de media intensidad, lo que provocó inundaciones en distintos puntos de la comunidad y enormes socavones por donde corrió el agua que se deslizó desde los cerros hasta la playa.

Fuera de eso, “Rosa” se mostró benévola con los habitantes del Golfo, coincidieron vecinos del poblado localizado a 115 kilómetros de la cabecera municipal.

“… las afectaciones grandes fueron los arroyos que corrieron desde los cerros: el Principal (por la avenida Sonora), en Las Cabinas y en El Machorro, fuera de ahí, no pasó nada más”, declaró el Delegado Municipal, Humberto Gallardo, quien coordinó el retiro de lodo en el crucero de Sonora y bulevar Luis Encinas, la vialidad principal del poblado pesquero que tuvo que ser cerrada al tránsito vehicular.

Por la noche, al menos cinco vehículos quedaron atrapados en el agua que inundó las vialidades y familias asentadas al pie de los arroyos se vieron en la necesidad de buscar refugio en albergues.

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que desde el fin de semana se habilitó un refugio temporal en la Telesecundaria Luis Moreno Bustamante y otro en el Salón de Usos Múltiples del DIF.

Allí recibieron asistencia y alimentación entre 20 y 30 personas, entre niños y adultos.

Ramón Fimbres, una de las personas que encontró auxilio en las instalaciones de la Telesecundaria, comentó que durante su estancia, tanto él como su esposa Renata Zazueta, recibieron alimentos y un espacio digno donde pasar la noche.

“Donde nosotros vivimos se forma como un vado, y de repente la casa se empezó a llenar de agua, y ahí fue cuando decidimos venir al albergue”, manifestó tras agradecer la ayuda de la Sedena a través del Plan MX, antes DN-III.

 

SIN FUERZA

El contacto con tierra firme fue lo que provocó que “Rosa” llegara a la región debilitada.

La proyección del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) hablaba de que la tormenta tropical tocaría Punta Eugenia, en Baja California Sur, con lluvias intensas y rachas de viento de hasta 85 kilómetros por hora y así fue.

Sin embargo, tras continuar su paso hacia esta zona, las precipitaciones fueron intensas apenas por intervalos de 20 a 30 minutos.

El resto de la noche del lunes y la madrugada del martes la lluvia cayó de manera pertinaz.

Por disposición de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), las escuelas de nivel Básico suspendieron actividades.

 

Share post with: