Luego de que el líder del sindicato local Ruiz Cortínez, adherido a la CROM, Enrique Lomelí Cárdenas, desconociera a Rigoberto López Martínez como Secretario de la Federación local de la CROM en San Luis Río Colorado, por supuesto enriquecimiento ilícito a costa de las concesiones del sindicato, López Martínez, quien se desempeña como regidor del 28 Ayuntamiento, se dijo libre de dicha culpa.

“Tengo en éste sindicato desde el 76 y nunca he agarrado una sola concesión, pero sí un permiso eventual cuando salieron los permisos de Héctor Guzmán (antiguo líder sindical), hace unos 5 años en tiempos de Guillén, metimos una demanda, éramos 43 y quedamos 13, entonces es cuando se nos dieron los trece permisos, entramos CTM, CNOP y Ruíz Cortinez (CROM) (…) entre esos, 7 fueron para CROM y entre esos permisos eventuales estoy yo (…) un año después salieron dos permisos más para cada central y yo lo repartí para dos trabajadores sin brincarme a nadie, yo di los permisos a los derechosos”, trató de explicar.

“Cuando volvieron a salir permisos, me habló mi líder estatal, Espiridión Rojo Rosas y me dijo que me consiguió ocho permisos para el Ruíz Cortínez, y me pareció bueno porque yo miré una fuente de trabajo para mis compañeros, no para mí, y dijo Espiridión que si se hizo el estudio (para que entraran los taxis), lo dictaron ellos”, señaló. López Martínez reveló, que “el meollo del asunto” es que Espiridión Rojo había tomado un permiso eventual, lo que causaría el descontento de los taxistas, pero “no tenían por qué, pues Espiridión es secretario federación estatal y paga todas sus cuotas, ¿por qué le vas a quitar lo que le corresponde?”

Declaró el regidor que cuando fueron a solicitar los permisos a Hermosillo, los compañeros taxistas no se habían quejado sino hasta mucho tiempo después, y que Manuel Rojo y Gilberto García (taxistas) siempre estuvieron a su lado, y se jactó de ser el único líder que llevaba compañeros a las juntas de dependencias estatales, a pesar de que uno de ellos es hermano de Espiridión Rojo, también señalado por el sindicato Ruiz Cortínez.

“Tuvieron (los taxistas de Ruíz Cortinez) una reunión con el director de Transportes, Carlos Morales, donde le dicen que ellos querían que se cancelaran los permisos, pero los del Ruiz Cortinez (CROM) no (…) y, si te pones a revisar, ningún permiso está mal dado”, indicó; Lomelí comentó que Morales enviaría inspectores para ver si eran bien entregados los permisos y si debieron haber entrado.

Sobre el desbalance que los taxis de más causaron para la economía de los taxistas, comentó que “mi respeto para los compañeros, pero tengo toda la vida trabajando en el taxi y cada que salen permisos pasa lo mismo, pero yo, como líder, tengo que ver la gente que tengo atrás, cuando se niega uno a esos permisos, simplemente se los ofrecen a otra central.”

Por parte del sindicato local de CROM (Ruiz Cortinez), Lomelí asegura que tienen el completo apoyo del líder nacional de CROM, Rodolfo Guzmán, y que seguirán firmes en desconocer tanto a López Martínez como a Rojo Rosas.