Germán Martínez presentó este martes su renuncia como director general del IMSS.

En una carta al Consejo Técnico del Instituto, acusó que algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y “ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social”.

“El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo'”, señaló.

El funcionario señaló que se requiere una gran reforma legal, y no una reglamentaria para acoplar el IMSS al sistema universal de salud, al modelo preventivo y al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar.

Por: Reforma

Share post with: