El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la tardanza en la entrega de apoyos sociales debido a que, dijo, anteriores Gobiernos no estaban acostumbrados a atender al pueblo.

“Vamos a cumplir todos los compromisos. Se está tardando un poco el Gobierno en entregar los apoyos a la gente, porque el Gobierno no estaba preparado para atender al pueblo, era un facilitador para la corrupción, estaba al servicio de una minoría rapaz. No le importaba el pueblo.

“Y hay que echar a andar el nuevo Gobierno con la nueva concepción y no es fácil porque es como un elefante reumático y mañoso que hay que estar empujando, pero vamos a empujar entre todos hasta que camine, hasta que esté al servicio de la gente.

“Por eso, se están demorando algunos apoyos, pero van a llegar. Puede que tarde la justicia, pero va a llegar, la justicia tarda pero llega cuando hay voluntad de servirle al pueblo”, aseguró el tabasqueño.

En un evento de entrega de Programas de Bienestar en Bahía de Banderas, Nayarit, el Mandatario federal informó que ya comenzó la entrega de apoyos a adultos mayores y que hasta ahora se lleva un avance del 80 por ciento.

“Estos apoyos son una recompensa al adulto mayor y en honor al humanismo tenemos que permitir que el adulto mayor pueda vivir con un poco de holgura en el último tramo de su existencia”, comentó López Obrador.

El Presidente dijo que es momento de olvidar la cultura del agandalle y construir un nuevo camino basado en la unidad y el bien común.

“Mandar ya por un tubo la subcultura del agandalle, nada de que ‘el que no transa no avanza’, ya eso que se vaya al carajo para decirlo con claridad. Ahora, lo que se tiene que tener en la cabeza es que sólo siendo buenos podemos ser felices y que la verdadera felicidad no es la ropa de marca o el lujo barato. La verdadera felicidad es estar bien con uno mismo”, expresó.

El Presidente López Obrador prometió regresar en tres meses a Nayarit para supervisar las obras prometidas.

Share post with: