Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Tomando en cuenta que para estas alturas ya el grueso de los ramales en el valle de San Luis son intransitables, el productor agrícola, Carlos Gómez Barrón, demandó que sean rehabilitados los caminos rurales, o bien, que se hagan  nuevas las que de plano ya  no sirvan.

Recogiendo la información que hace tres semanas ofreció a este medio informativo el Residente de la Junta de Caminos de Sonora, respecto a que se harían caminos alternos en los tramos de las cintas que ya no sirven, el campesino del Ejido San Luis, indicó que eso no ha sucedido en los laterales de las Colonias Aztecas y Nuevo León que son los más afectados.

En aquel momento, recordó el Representante del Grupo Benito Juárez  del Ejido San Luis, que el Ing. José de Jesús Aceves Zamudio dio a conocer que se daría mantenimiento donde las carreteras estuvieran un poco dañadas, pero donde de plano el pavimento ya no sirviera, se realizarían caminos de terracería alternos mientras se hacia nueva la cinta.

Lo extraño del caso, agregó, es que el tiempo ha transcurrido y no ha sucedido absolutamente nada porque el estado de todos los ramales sigue siendo deplorable.

La situación no solo ha empeorado en los laterales, sino también en las carreteras que intercomunican a los ejidos o colonias entre sí,  y como ejemplo el campesino menciona la del Ejido San Luis y la Colonia Hidalgo, la cual ya está entrando a la fase de que no quedará bien ni con el programa de bacheo.

En las mismas condiciones esta la que enlaza la Colonia Hidalgo con Monumentos, como también la que une  este ejido  con la Colonia  Moctezuma y Azteca, reveló el ejidatario.

Reconoció que aunque el problema fue heredado, es necesario que lo anunciado por la Gobernadora del Estado al inicio de su mandato, y que después fue ratificado por el funcionario local de la Junta de Caminos, debe accionarse para ir rehabilitando las carreteras.

Gómez Barrón, mencionó que carreteras como la de la Colonia Campillo que no estaba tan dañada, ahora igual que la de la Nuevo León, está esperando que le den mantenimiento para dejar de ser un peligro para los automovilistas.

Para terminar, reveló que las carreteras que ya de plano no pueden ser transitables, como la de la azteca y Nuevo León, han dejado de ser un peligro para los automovilistas, como lo son ahora las que están en regulares condiciones, pero que cuentan con grandes y profundos hoyancos que son un verdadero peligro.