Por: Excelsior

Un bebé con apenas unas horas de nacido, murió al ser abandonado por su madre a la intemperie en una mochila vieja, expuesto a temperaturas de cero grados centígrados en la ciudad de Nogales, Sonora; según la Fiscalía General de Justicia la progenitora quien lo abandonó podría no ser acusada de ningún delito debido a que padece de sus facultades mentales.

En un comunicado de prensa, la Agencia Ministerial de Investigación Criminal confirmó la tragedia y detalló que el cuerpo fue encontrado las primeras horas del jueves 10 de enero en el interior de unas bodegas abandonadas.

La madre ya fue ubicada y canalizada para atención hospitalaria, física y mental, su estado de salud es delicado, al grado de no estar apta ni para poder establecer su propia identidad.

El Agente del Ministerio Público ordenó se realicen las investigaciones correspondientes para atender el caso, posiblemente, en la figura delictiva inimputable por defecto de mente contra la madre.

Share post with: