Jueves, 16 agosto, 2018
Banner Top

Durante toda la semana en el aula del profesor Brady Shutt, al norte de Iowa City, sus alumnos no han dejado de hablar sobre los tiroteos en escuelas.

Un día antes, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso armar a los maestros para así frenar la violencia a raíz del tiroteo ocurrido en Parkland, Florida, donde un joven asesinó a 17 personas.

Después de conocer la noticia el profesor cuestionó a sus estudiantes sobre la medida.

“¿Se refiere a armar maestros? ¿maestros como usted? ¿por qué un maestro tendría un arma en la escuela?”, dijeron a Shutt, quien también fue cuestionado por la futura relación profesor alumno.

El profesor se opuso profundamente a la propuesta de Trump, en particular por la idea de que los fondos federales deban ser utilizados para capacitar maestros para su capacitación en armas, cuando los educadores, dijo, tienen muchas otras necesidades en las aulas.

Incluso, en zonas del país donde la población está familiarizada con las armas, como la Indiana rural, los maestros reaccionaron con alarma ante el plan del Presidente.

“Siento que se dio por vencido y dijo, ‘esta es la nueva normalidad’, en lugar de decir en primer lugar: ‘¿Cómo podemos evitar que esto suceda?'”, dijo la la profesora Teresa Meredith.

“Como docente, se supone que debo enseñar y amar, educar y nutrir”.

Una reunión originalmente organizada para planear clases en la escuela primaria de Wellstone en Minnesota terminó convirtiéndose en un debate sobre la decisión de Trump; ni un solo maestro en la sala apoyó la idea.

Asimismo, varios profesores, como Skye Warren, que enseña en la escuela Third Ward de Houston, inundaron Twitter en oposición al plan del Presidente, preocupados por que las armas colocadas en las escuelas terminen lesionando a los estudiantes.

“Nuestros niños ya están expuestos a muchos de estos crímenes violentos”, dijo la profesora Warren.

Comentarios

comentarios

¡Síguenos!

YOUTUBE

Noticias TV

Especiales

Encuesta

Edición Impresa

WhatsApp chat