Al menos 300 mil migrantes provenientes de Centroamérica y Haití dejarán de estar bajo la protección de un programa de residencia temporal en Estados Unidos, según reportes del diario The Washington Post.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional indicaron al diario que la Administración del Presidente Donald Trump no renovará los Permisos de Protección Temporal (TPS) otorgados a miles de migrantes latinoamericanos provenientes de zonas de desastre.

El Secretario de Estado, Rex Tillerson envió el martes una carta a la Secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, para informarle que las condiciones utilizadas para justificar la protección de los migrantes provenientes de Centroamérica y Haití ya no eran válidas.

Más información en nuestra edición impresa.

Share post with: