La Procuraduría General de la República (PGR), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Seguridad Pública estatal, destruyó la tonelada de cocaína y otros narcóticos asegurados a finales de noviembre en San Luis Río Colorado.

El evento de incineración se llevó a cabo en la estación Radio Monitora, de Hermosillo.

En un comunicado de prensa, la Delegación de la PGR en Sonora dio a conocer que en total fueron destruidos una tonelada 130 kilos de cocaína; 24 kilos 200 gramos de heroína y 12 kilos 600 gramos de metanfetamina.

Más información en nuestra edición impresa.