Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

A más tardar el 15 de julio, todas las guarderías de San Luis deben sustituir las estufas de gas por estufas eléctricas.

Lo anterior, como parte de la reciente reforma de la Ley que Regula la Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Infantil en el Estado de Sonora, también conocida como “5 de Junio”, cuyo propósito es reducir el riesgo de accidente.

El coordinador de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), Ernesto Portugal García, explicó que con fecha 14 de abril del año en curso, el Congreso del Estado aprobó modificaciones a la legislación hasta ese entonces vigente, entre las que destaca la sustitución de gas por energía eléctrica en las estufas que las guarderías utilicen para cocinar alimentos.

“… Ya no está permitido el uso de gas, ahora se está solicitando que todas las guarderías tengan estufas eléctricas, lo cual, creemos, vendrá a reducir el riesgo de accidente”, recalcó tras agregar que la medida entrará en vigor 90 días después de la publicación en el Diario Oficial del Estado, es decir, el 15 de julio próximo.

Portugal García, en este sentido, señaló que en San Luis existen 19 guarderías y estancias infantiles, entre particulares y operadas por el IMSS y la Sedesol, de las cuales dos ya venían utilizando la energía eléctrica en la preparación de alimentos.

El resto deberán atender la normatividad para evitar consecuencias legales, advirtió.

El servidor público añadió que en un principio se tenía la inquietud de que si el uso de energía eléctrica para preparar alimentos resultaría muy oneroso, pero por la experiencia de quienes ya lo hacen, hoy se tiene la certeza de que si se administra eficientemente el uso de la estufa, el consumo de luz se mantiene en niveles similares, aseveró.