Un policía municipal comisionado en la Delegación del Golfo de Santa Clara, cambio la vida de un indigente del poblado.

Gracias al agente Marco Antonio Quiriarte, la vida de don Pablo Nieves Villarreal, mejor conocido como “El Jechu”, dio un giro de 180 grados.

El servidor público le cortó el cabello y la barba al hombre de 65 años, y luego de asearse estrenó ropas y calzado patrocinado por el policía municipal.

El hombre, quien carece de hogar y familia en el poblado pesquero, pasará una Navidad más digna, y así recibirá el Año Nuevo.

 

¡Porque la navidad es para todos!