Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Más de 200 firmas de fueron reunidas por residentes de la subdivisión Los Álamos de San Luis, Arizona, para solicitar al gobierno municipal que arregle la cerrada curva en la extensión de la avenida 10, única vía de acceso a sus viviendas.

Durante el llamado al público en la junta de concilio ordinaria del pasado miércoles, un grupo de residentes exigieron a los ediles atender las condiciones de la entrada a la colonia, en la curva de la extensión de la avenida 10, donde ocurrió el accidente en diciembre en el que perdió la vida uno de sus vecinos.

“Hemos venimos a tratar el asunto de la curva porque ha habido muchos accidentes y lamentablemente falleció un vecino. Queremos alumbrado público en este lugar y por ley debemos tener dos entradas y dos salidas a la subdivisión. Pedimos que se repare el camino existente y se haga otra carretera. Lamentamos el fallecimiento de nuestro vecino y no queremos más desgracias”, dijo Erika Cortez.

El accidente mencionado ocurrió la madrugada del 24 de diciembre y de acuerdo a información proporcionada por el Departamento de Policía de San Luis, el alcohol fue un factor, ocasionando el fallecimiento de Marco Bustamante-Grimaldi  de 30 años de edad, quien iba camino a su trabajo poco antes de las 5:00 de la mañana, por la calle rumbo al oeste, cuando su vehículo fue impactado por el auto conducido por Brian Silva-López de 21 años, quien viajaba hacia el norte en la avenida 10.

Elia Franco, otra de las vecinas mencionó que ha habido más accidentes en este tramo y lo que desean es llegar a sus casas a salvo. “Hay dos escuelas cerca y los niños no pueden irse en bicicleta, no es una opción porque no hay aceras, es una calle muy peligrosa. Por favor tomen en cuenta a los niños”.

En respuesta a la solicitud, el alcalde Gerardo Sánchez se reunirá con cinco representantes del grupo la próxima semana para explicarles la situación y hablar de posibles soluciones.

Indicó que siempre ha considerado que la curva es peligrosa, pero los ingenieros que la han revisado afirman que es segura cuando se conduce a 15 millas por hora, límite de velocidad permitido en ese tramo. “15 millas por hora  es el límite de velocidad permitido, no 20 o 30 millas”.

Comentó que hace dos meses sugirió incluir el tramo de la avenida donde se encuentra la curva en los proyectos de la ciudad, pero el director de Obras Publicas explicó que al ser una subdivisión nueva, no califica para becas.