Un juez federal de la Ciudad de México ordenó la aprehensión del ex Gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés, por defraudación fiscal y lavado de 8.8 millones de dólares.

El dinero, en parte, provendría de sobornos por los contratos que otorgó el político a un amigo personal para confeccionar uniformes escolares.

Guillermo Urbina, Juez decimosegundo de distrito en procesos penales federales, instruyó la captura de Padrés desde el fin de semana pasado, a solicitud de la PGR.

La acusación señala que el ex Gobernador utilizó una empresa de papel creada en 2011 en Holanda, denominada Dolphinius CV, para realizar múltiples movimientos bancarios internacionales.

La intención era ocultar el origen de recursos que nunca fueron reportados en declaraciones fiscales o patrimoniales.

De acuerdo con informes federales, de julio de 2011 a julio de 2014, recibió más de 8 millones de dólares en una cuenta de Wells Fargo Advisors registrada a nombre de Dolphinius.

 

OPERACION

Para la PGR, una parte de este dinero provendría de depósitos por 3 millones 312 mil dólares realizados por Mario Humberto Aguirre Ibarra, empresario y amigo de Padrés, que ganó contratos del Gobierno de Sonora para fabricar uniformes escolares por más de mil 160 millones de pesos.

El 16 de julio de 2014, se realizó un retiro de esta cuenta por 8 millones 895 mil dólares, transferidos a la cuenta 280-015223-011 del banco Morgan Stanley, también a nombre de Dolphinius.

El 15 de mayo de 2015, cuando ya era pública la investigación por sobornos, 8 millones 830 mil dólares pasaron a otra cuenta de Morgan Stanley, pero a nombre de Padrés, quien movió el dinero a su cuenta 6720672055, del BBVA Compass Bank en Estados Unidos.

El 26 de mayo del mismo año, el entonces Gobernador transfirió los 8 millones 830 mil dólares de BBVA Compass Bank a la cuenta de cheques 7007-2423966 en Banamex, a nombre de su empresa Minera SWF.

Después, SWF usó los dólares para comprar 134 millones 229 mil pesos que, en los siguientes dos meses fueron dispersados en México a 43 personas físicas y morales.

 

DELITOS

Otros delitos como ejercicio abusivo de funciones y enriquecimiento ilícito también estarían detrás del origen del dinero, según la acusación.

Dolphinius fue disuelta en junio de 2015 a petición de Citco Nederland, la firma financiera holandesa que ayudó a crearla, cuando las sospechas sobre la riqueza de Padrés se hicieron públicas, de acuerdo a un reporte de las autoridades del Reino de los Países Bajos.

El dueño de 99.99 por ciento de Dolphinius era un fideicomiso creado en Nueva Zelanda, The Phinius Trust, cuyos beneficiarios son la esposa e hijos de Padrés, mientras que el 0.01 por ciento pertenecía a otra entidad de papel creada por Miguel Padrés Elías.

Por los cargos contra Padrés, en caso de ser detenido, no se le permitirá la libertad provisional bajo caución.