Niños prestados y reciclados son utilizados por familias fraudulentas que buscan la oportunidad de quedarse a vivir en los Estados Unidos. Así lo han descubierto agentes de la Patrulla Fronteriza asignados al sector de Yuma.

Más de 800 familias fraudulentas fueron encontradas por agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector de Yuma, durante el año fiscal 2019 y como parte de éstas, se cuentan los niños reciclados.

El vocero de la Patrulla Fronteriza, José Garibay III, indicó que no es posible revelar el número detectado de casos de niños reciclados usados por inmigrantes centroamericanos para pedir asilo político, pero si dijo que son una parte de las 800 unidades familiares fraudulentas identificadas, de las más de 31 mil aprehendidas en Yuma en el año fiscal 2019.

La semana pasada Aduanas y Protección Fronteriza dio a conocer el caso de un niño reciclado encontrado en El Paso, Texas, quien posiblemente fue obligado a emprender el peligroso viaje de Centroamérica a Estados Unidos.

De acuerdo al comunicado, el miércoles, 1 de mayo, una de las unidades familiares procesadas llamó la atención de un oficial, ya que durante el proceso de entrevista notó varias inconsistencias que lo llevaron a sospechar que el niño y el presunto padre no estaban relacionados.  Al continuar los interrogatorios se pudieron obtener pruebas suficientes para determinar que el niño había sido “reciclado” en al menos dos casos anteriores.

Garibay III expuso que una vez que una familia fraudulenta es identificada, los agentes separan a los individuos por la seguridad de los menores, quienes son transferidos en custodia de Servicios Humanos y de Salud, y dependiendo del caso, el adulto puede ser procesado. ‘’La única razón por la que se está haciendo uso de unidades familiares fraudulentas es porque las organizaciones de tráfico de personas saben que serán liberadas en Estados Unidos si no son identificadas debido a las lagunas existentes en  nuestras leyes de inmigración’’.

La Patrulla Fronteriza considera que a los grupos de traficantes de personas no les preocupa el bienestar o la seguridad de los niños y grupos familiares que son contrabandeados a la frontera suroeste.

Share post with: