Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

El frio ha regresado, y aunque es beneficioso para la lechuga, trabajar de mañanita en el campo supone temple para los miles de campesinos que cosechan las verduras que más tarde estarán en nuestra mesa.

“No es tan agradable el frio, pero los días helados han sido de beneficio, aunque en la compañía para la que trabajo siempre hay trabajo”, dijo  Alejandro Salazar, luego de su jornada laboral y durante su camino para cruzar la frontera y tomar un taxi en San Luis Rio Colorado para ir a casa.

Expuso que generalmente trabajan entre 8 y 10 horas diarias, pero ahorita con el frio empiezan tarde, cerca de las 10:00 de la mañana para esperar que el hielo en los cultivos se derrita. Más información en nuestra edición impresa.