Una pérdida de 100 mil dólares en concepto de impuesto sobre la venta tendrá San Luis, Arizona, en el presente año, a consecuencia de la crisis de migrantes centroamericanos, que ha provocado un importante aumento en los tiempos de cruce de México a los Estados Unidos.

Al contrario del comportamiento a la alza que tuvieron los ingresos por concepto de impuesto sobre la venta en San Luis en el pasado, cuando subieron de 7.7 millones de dólares en el año fiscal 2017 a 9 millones de dólares en 2018, este año se espera un descenso a 8.9 millones y para el año fiscal  2019-2020 se pronostica que baje aún mas a 8.77 millones de dólares.

Así lo dio a conocer la directora de Desarrollo Económico, Jenny Torres, quien expuso que los ingresos por concepto de impuesto sobre la venta representan el 44% de los ingresos municipales y de estos el 70% es representado por el consumidor que viene de México.

Entre los factores que están afectando las ventas considera que se encuentran el hecho de que la gente hace cada vez más sus compras por teléfono y deja de ir a las tiendas; la devaluación del peso mexicano; pero sobre todo el descenso en el número de personas que cruzan la frontera diariamente.

‘’La gente está durando más tiempo para cruzar la frontera, hablamos de tres a cuatro horas en días que no son festivos. Los cruces han bajado hasta un 13% en los últimos tres meses. Al ver el total anual todavía  estamos con números positivos pero comparados al año pasado cuando los vehículos con pasajeros habían crecido un 5.31%, el crecimiento este año solo fue de 1.78%, mientras que en el caso de los peatones de un crecimiento de 2.7%  ahora estamos a menos 0.16%. Los números son significativos”’, dijo.

Manifestó que los ingresos por impuestos sobre la venta tuvieron un crecimiento de 13.1% en el primer cuarto del año fiscal 2018, mientras que este año en el mismo periodo el crecimiento fue de 6.2%. ‘’Aunque todavía estamos en números rojos, el crecimiento fue de la mitad’’.

Indicó que en la calle Main se están viendo negocios cerrar sus puertas y los comerciantes comentan que no tienen suficiente dinero para pagar la renta debido a que las ventas están bajas.

‘’Todo lo que está pasando a nivel federal nos está afectando como son las caravanas de inmigrantes centroamericanos y la decisión de reasignar a un importante número de oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) del puerto a realizar funciones de apoyo a la Patrulla Fronteriza, cuando ya estábamos cortos de personal’’, señaló.

Hay menos carriles abiertos y los informes que dan sobre el tiempo de espera en la página de internet no son los que te encuentras en la realidad, dijo. ‘’Tenemos que buscar la manera de cuidar a los negocios existentes y mientras el alcalde busca la expansión de la garita y mas agentes en el puerto’’.

Share post with: