Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Seis familias se manifiestan afectadas por un taller que se dedica a la reparación mecánica, cuyo propietario tiene años trabajando en este lugar dejando estacionados los vehículos en el arroyo de descanso vehicular.

Reclaman que realiza reparaciones mecánicas en la vía pública obstruyendo en ocasiones el paso peatonal y ocasionalmente arroja el aceite del motor a un lote baldío, en  el Callejón Internacional y 32.

La inconformidad de los residentes de esta área contra el taller mecánico, refiere que les invaden el frente de sus casas con los vehículos descompuestos, y en ocasiones duran meses en el mismo lugar.

La situación en ocasiones ha obligado a los afectados a mover ellos mismo los carros para poder  introducir sus unidades a sus viviendas.  Las quejas las han remitido a la Dirección de Seguridad Publica canalizadas al departamento de tránsito, acuden los agentes y logran que muevan los carros que están afectando a los residentes vecinos, pero conforme pasan los días regresa el mismo problema.

ANTECEDENTES

Vecinos refieren que en alguna ocasión se incendiaron un par de carros, mientras que otros vecinos han tenido que arrastrar con grúas los carros con el fin de concientizar al dueño del taller mecánico y regule la situación.

QUE PIDEN LOS VECINOS

Solicitan a las autoridades Municipales que exijan al propietario del negocio que respete el frente de las casas de sus vecinos, que tenga un horario de trabajo fijo, que no realice reparaciones de carros en la vía pública  y que no arroje los desechos industriales a los lotes baldíos.

QUE DICE LA AUTORIDAD MUNICIPAL

Efectivamente existe una queja contra el negocio realizada por la ciudadanía, el  titular de la Secretaria de Desarrollo Urbano Arquitecto  Jorge René Arce Flores, dijo que existe un protocolo para darle seguimiento a la denuncia.

En este caso al dueño del taller ya se encuentra apercibido de las anomalías encontradas en su negocio, se le concedió un plazo pertinente para que realice o solucione los problemas detectados, si hace caso omiso se realiza una segunda visita en donde se procede a colocar sellos de clausura y el propietario tiene que presentarse en la oficina para gestionar un plazo.