Las redes sociales han significado un cambio fundamental para que se magnifique el bullying, porque antes se daba en la escuela y se quedaba ahí, pero ahora con los videos virales todos conocemos los casos que se presentan en los distintos planteles educativos.

El coordinador de Salud Mental municipal, Javier Estrada Angulo, recordó que el bullying se puede dividir en psicológico, verbal, físico y hasta el sexual.

“Para que sea bullying, tiene que ser repetitivo y constante, antes solamente pasaba en las escuela y no salía de ahí; pasa una problemática muy diferente, pero ahora con las redes sociales es más complicado”.

Agregó que si se usan las redes de manera negativa, pueden hacer un daño considerable a la autoestima de la persona.

Expresó que con la víctima, hay que buscar darle el apoyo adecuado, además de que los padres de familia estén atentos a cualquier cambio en la conducta de su hijo.

“Si antes era extrovertido y de repente de aísla, hay que ver qué está ocurriendo, a las primeras señales hay que ver qué está pasando en la escuela, en el salón; identificar esas características que pueden llevar a algo más drástico”.

Comentó que también se tiene que trabajar con el agresor para saber por qué tomó esa decisión de atentar contra una persona.

“El bullying es casi siempre ocasionado por una disfunción familiar o porque existe una escalera de violencia en casa; el niño que comete bullying probablemente tenga problemas de autoestima y que agrediendo a otros se siente de una forma más realizada”.

Manifestó que uno de los problemas son los llamados videos virales, que pueden ser graciosos, pero también los hay muy violentos y eso puede incidir en una mala conducta.

 

Share post with: