DE QUE SE LE ACUSA.

Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), fue detenido hoy en Málaga, España, por la Interpol y la policía de ese país, de acuerdo con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero.

El ex funcionario en el gobierno de Enrique Peña Nieto está acusado por los delitos de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita

Ambas órdenes derivan de la compra-venta de la planta de Agro Nitrogenados y el caso ODEBRECHT, del cual supuestamente recibió 10 millones de dólares a cambio de sobornos para beneficiar a la empresa brasileña con contratos.


EL MOMENTO QUE SE DA A CONOCER LA DETENCIÓN

Javier Coello Trejo, abogado del ex director de Petróleos mexicanosEmilio Lozoya Austin, aseguró hace unos minutos, en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Multicast, no estar notificado de la presunta detención  de su cliente, en Málaga, España, como trascendió esta mañana.

“Yo no he sido informada de nada. (No tengo) ninguna información, yo ya lo sabría, yo tengo comunicación con él, pero no me ha informado de nada, pero de todas maneras voy a buscarlo, pero no lo creo”.

Javier Coello Trejo

En exclusiva, el litigante aseguró haber tenido comunicación con Lozoya hace dos semanas, y que el ex colaborador de Enrique Peña Nieto, abandonó el país, “hace varios meses”.

“Salió de territorio nacional, hace ya varios meses, obviamente detuvieron a su mamá”.

Javier Coello Trejo

Ha habido muchos rumores; que está en Rusia, que está en Ucrania, pero son rumores, comento el abogado, después de enfatizar que Lozoya está escondido, esperando que a tomar la decisión de presentarse ante la autoridad mexicana, cuando existan las condiciones para que pueda un  juicio parejo y una defensa adecuada.

Dijo que el proceso contra Lozoya Austin, está estancado, y precisó que hay dos carpetas de investigación abiertas, una por el caso Odebrecht, y el otra, por la compra-venta irregular de la planta chatarra AgroNitrogenados.

Realmente no fue por Agronitrogenados, sino por un supuesto soborno que el señor Alonso Ancira le dio un año y medio  antes de que llegara a ser director de PEMEX, concluyó el abogado.


DEUDA DE LA ESTATAL EN SU DIRECCIÓN

Emilio Lozoya Austin, quien fuera director general de Petróleos Mexicanos de 2012 a 2016 enfrenta acusaciones por recibir pagos por parte de la acerera regiomontana AHMSA, justo después de que la compañía estatal compró una planta para la producción de urea que llevaba 14 años sin operar y por presuntamente haber recibido sobornos de hasta 10 millones de dólares por parte de la constructora brasileña Odebrecht, para contratos.

Antes de que dirigiera la empresa más importante de México, formó parte del equipo de campaña y de transición de Enrique Peña Nieto previo a que asumiera la Presidencia de México.

Recordemos que la operación que involucra al complejo petroquímico Agro Nitrogenados de AHMSA, que adquirió PEMEX por 275 millones de dólares en 2014, fue intensamente cuestionada por haber sido adquirida con un sobreprecio.

La investigación mexicana se inició luego de que en diciembre de 2016 las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem se declararon culpables ante la Corte Federal de Nueva York, Estados Unidos, de haber pagado sobornos a funcionarios de varios países, en el caso de México, a funcionarios de PEMEX por 10.5 millones de dólares entre 2010 y 2014.

El 23 de mayo la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Lozoya Austin por un periodo de 10 años por haber proporcionado información falsa en su declaración patrimonial en dos ocasiones.

Además de cuantiosas pérdidas que registró PEMEX durante la gestión de Emilio Lozoya, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que el ahora ex funcionario utilizaba para su uso personal un avión Cessna Sovereign, adquiridos por PEMEX para tareas de patrullaje y la movilidad estratégica.

De estos vuelos, 588 fueron a instalaciones de PEMEX y 324 fueron a lugares como destinos turísticos, hospitales, oficinas federales. La ASF advirtió que no existía documentación que justificara que el entonces director tuviera que viajar por aire a tales sitios.

Durante la gestión de Lozoya Austin la deuda de PEMEX también se elevó a 3.1 billones de pesos, mientras que la producción continuó en picada.