El incendio de la catedral de Nuestra Señora de París ha creado un raro momento de comunión en todo el mundo.

Millones hemos sido testigos de la forma en que el fuego acabó con un milenio de arte y cultura en ese edificio que es un patrimonio de la humanidad.

Junto al gran dolor viene la fortaleza. Ya se ha anunciado la reconstrucción de la catedral de Nuestra Señora de París.

Share post with: