San Felipe, Baja California, vive un día de violencia, luego de que elementos de la Secretaría de Marina (Semar) hirieron con arma de fuego a un pescador en un brazo y una pierna, tras una persecución que aparentemente terminó en un enfrentamiento a balazos, en medio de los operativos para tratar de salvar a la vaquita marina de la extinción.

El presidente de Administración de la Federación de Cooperativas Ribereñas “Andrés Rubio Castro”, el lesionado, quien fue trasladado a la ciudad de Mexicali, responde al nombre de Enrique García Sandez, alías El Kíki, quien tiene fama de “buchero”; es decir, que se dedica al tráfico ilegal de vejiga natatoria de pez totoaba.

Se señala que García Sandez fue hace algunos años inspector de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), asignado al Golfo de California, y en 2013 fue denunciado por supuestamente extorsionar a pescadores legales de San Felipe, para dejarlos trabajar dentro del área de refugio de la vaquita marina.

 

El video en el que se observa a Enrique Sandez tirado en la caja de una camioneta tipo Pick Up lleno de sangre y rodeado de marinos, se trasmitieron en vivo por Facebook desde la página de “Víctimas de la Inseguridad San Felipe”.

Ahí se escucha a los compañeros del pescador gritar que lo mataron y llamar a toda la comunidad para tratar de retener a los elementos de la Secretaría de Marina, quienes al ver esta situación salieron corriendo para subirse a su camioneta y huir del lugar.

La respuesta fue inmediata, decenas de pescadores se presentaron en el Sector Naval de San Felipe para apedrear las instalaciones, lanzar proyectiles contra los marinos y quemar una camioneta particular.

Share post with: