Un jovencito de 17 años de edad estuvo en peligro de muerte al participar en el juego de la asfixia en esta frontera.

Los hechos ocurrieron la semana anterior en un plantel de preparatoria que se ubica en la calle 38 y avenida Oaxaca.

El menor se desvaneció en el aula de clases ante la mirada de sus compañeros, quienes teléfono en mano estaban tomando videos.

El menor participante en el “Choking Game”, fue atendido por paramédicos y luego trasladado a un hospital local, a donde ingresó con arritmia cardíaca y desorientado.

Horas más tarde fue dado de alta sin sufrir daños cerebrales por la falta de oxígeno, dándole conocimiento a los padres sobre los peligros a que se exponen los menores estudiantes al participar en este juego peligroso.

Se conoció que fue uno de los maestros quien al enterarse de los hechos, solicitó la presencia de los grupos de emergencias.

 

ANTECEDENTES

De acuerdo a datos encontrados en la WEB, el juego de la asfixia (en inglés “choking game”) es una práctica de alta peligrosidad y de riesgo mortal que consiste en el acto de inducirse una persona al desmayo, por medio de la asfixia intencional con el fin de enfrentar la sensación de desvanecimiento.

Este acto es erróneamente visto como “juego” por parte de diversos jóvenes, y debido a que consiste en sofocarse o estrangularse intencionalmente hasta perder el conocimiento, a menudo puede resultar en muertes accidentales que son confundidas con suicidios.

Las estimaciones demuestran que la práctica del también llamado juego de la muerte ha aumentado en las últimas décadas y ha sido responsable de numerosas muertes y daños neurológicos graves en jóvenes alrededor del mundo.

En los últimos años se ha notado un incremento considerable en la incidencia de esta práctica por parte de adolescentes de secundarias y preparatorias, tanto en países anglosajones como Estados Unidos, Canadá, etc., como en países de habla hispana como México, Argentina, Chile y otros más.

Share post with: