El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, aceptó ser extraditado a México, pero lo hará para demostrar su inocencia en lo que respecta a estos los ilícitos que el gobierno mexicano le imputan. Su abogado, Carlos Velázquez indicó que en ningún momento las acusaciones que se le imputan a su cliente no han probado, supuestamente, vínculos con éste, por lo tanto se aceptaba la extradición a México.