Apenas transcurrió un año difícil para la agricultura por la escasez de agua que se vivió en algunos cultivos, y ahora se da a conocer que el ciclo 2018-2019 que está iniciándose, habrá de comenzar con un déficit de 200 mil millares de metros cúbicos.

Lo anterior se dedujo en la última reunión del Comité Hidroagrícola del Distrito de Riego, luego que los 22 Módulos dieron a conocer sus necesidades de agua para el presente ciclo Otoño-Invierno.

El mal pronóstico que se hizo en la referida reunión de trabajo, habrá de servir para que los representantes de los organismos de riego, tomen medidas precautorias que lleven al ahorro de volúmenes para evitar la escasez, dijo el Jefe del Distrito de Desarrollo Rural Número 193, Luis Ascensión Cervantes Sandoval, quien estuvo presente.

Entre las medidas que pudieran aplicarse por los Módulo, citó el funcionario federal el amiguismo que sirve para dar agua a las parcelas crecidas en dos o tres hectáreas, lo que hace que se le robe los volúmenes a otros usuarios.

Igualmente, mencionó que otro concepto que contribuye a un gasto excesivo de agua, son los riegos con láminas exageradas que dan algunos productores de algodón, cuando con la mitad de uno de esos pueden dar hasta dos.

Recordó la autoridad agrícola, que hay algodoneros que aplican hasta ocho o nueve riegos, y hasta más, provocando en ocasiones estrés a la planta porque la asfixian con tanta agua.

Consideró que si se quiere tener un año agrícola sin problemas de agua, es necesario que los directivos de los Módulos asuman su responsabilidad y apliquen las medidas que consideren pertinentes.

Lo anterior, porque asegura que el presente ciclo agrícola se mostró preocupante en su arranque.

 

Share post with: