Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

La vida al interior de los hogares provoca que los alumnos tengan problemas con sus actividades escolares.


 

El profesor Alberto Palomares Martínez está preparado para iniciar este lunes el próximo ciclo escolar. Ya limpió su salón de clases, lo arregló y decoró para esperar a sus 35 alumnos, con los que iniciará un ciclo de enseñanza-aprendizaje.

 

El profesor Palomares destaca que muchos de los alumnos viven, lamentablemente, en familias disfuncionales y, eso provoca que tengan problemas con sus actividades escolares.

 

El nuevo modelo escolar en este ciclo también viene con talleres dedicados a padres de familia para que ellos sepan manejar las situaciones en el hogar en donde deben aplicar la prudencia para que los menores de edad no sean testigos de los problemas de las personas adultas, añadió el Profesor Alberto Palomares Martínez.

 

Con 4 años de haberse iniciado en el magisterio, decidió   esta profesión con la finalidad de servirle a la comunidad en general destacando entre ello a los niños en edad escolar para sembrar en ellos los conocimientos para que sean personas de bien cuando sean adultos, es una gran responsabilidad que la asume con gusto y profesionalismo dijo el profesor, originario de Navojoa.

 

“Un niño que no es feliz,  es difícil que pueda aprender; llegan a las aulas con baja autoestima, es un problema serio; el nuevo modelo educativo se basa en la educación para crear niños que, de adultos, sean seguros de sí mismos”, dijo.

 

“Un niño que es feliz, que llega todos los días contento a la escuela, es un infante que de manera automática tiene la mayor capacidad de aprender”, insistió.

 

En la primera reunión que el profesor Palomares sostiene con los padres de familia les pide “por favor, envíenme a sus hijos contentos felices y del resto me encargo yo”.

 

Los alumnos presentan también algunos problemas en lectoescritura, ortografía y operaciones básicas. Al inicio del ciclo 2019-2020 aplicará un examen diagnóstico para conocer las áreas de oportunidad de sus 35 alumnos y en base a esa información trabajar todo el ciclo escolar.

 

El maestro Alberto Palomares Martínez envía un mensaje claro y directo a los padres de familia. “Por favor, háganse responsables del estado emocional de sus hijos, de su autoestima y su estabilidad mental; por envíenlos a la escuela felices; del resto, en el aula, me encargo yo”.