Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Por Milenio

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, afirmó que mermar las finanzas de los cárteles de Jalisco y Sinaloa son objetivos prioritarios para contribuir a la estrategia de seguridad de la administración de Andrés Manuel López Obrador y muestra de ello es que se han congelado 330 cuentas a la organización de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Tras presentar la estrategia contra el lavado de dinero de la Cuarta Transformación, Nieto informó que a la fecha se han bloqueado cuentas por un valor de 5 mil millones de pesos, de los cuales mil millones son del crimen organizado.

“El primer tema que hemos detectado es evidentemente delincuencia organizada es la principal amenaza en temas de lavado de dinero y está relacionada prácticamente con dos grupos de naturaleza supranacional el cártel de Sinaloa y el cártel de Jalisco Nueva Generación ”, remarcó.

Además, señaló la necesidad de que exista una estrategia para redirigir esos recursos pues actualmente se quedan en los bancos. Dijo que se tienen identificados por lo menos ocho grupos criminales en diferentes entidades que tienen actividades delictivas específicas que también se tienen que combatir.

Puso como ejemplo el cártel de Santa Rosa de Lima que roba hidrocarburos o la trata de personas en la península de Yucatán. Nieto aceptó la propuesta del historiador Carlos Marichal de resumir dicha estrategia en “bancazos no balazos, lo citaré, me parece que sintetiza muy bien la idea así tiene que ser la estrategia”, dijo en una ponencia en el Colegio de México. Aprovechó para arremeter contra Emilio Lozoya, ex director de Pemex, a quien acusó de corromper todo lo que tocaba.