Con la intención de garantizar la seguridad en el área del cruce fronterizo, una decena de elementos de la Policía Municipal vigila durante las madrugadas la fila  para cruzar a Estados Unidos, con el fin de cuidar a peatones y automovilistas que día con día deben cruzar la frontera para realizar sus actividades diarias.

Luis Labra Zárate, director de Seguridad Pública Municipal indicó que son elementos del grupo DARE los encargados de cuidar a los niños y jóvenes que deben ir a la escuela del lado estadounidense, aprovechan para brindarles información sobre los riesgos de cruzar sustancias peligrosas, advirtiéndoles que no se dejen engañar.

Manifestó que por instrucciones del alcalde Santos González Yescas la vigilancia en la garita internacional es constante, para garantizar la integridad física de los peatones y que se sientan tranquilos a la hora de realizar la fila, además de hacer que se respete el orden entre los ciudadanos que esperan cruzar hacia el país vecino.

También existe presencia policial en las áreas donde se realizan las filas de autos, donde el departamento de tránsito vigila que automóviles no ingresen a las líneas, que el cruce peatonal sea respetado al igual que el área de subir y bajar pasaje, así como el que se cumplan las reglas de tránsito.

Labra Zárate resaltó que la Policía Municipal emprende estas acciones cada mañana ya que un gran porcentaje de los sanluisinos debe cruzar diariamente la frontera para realizar sus actividades cotidianas.

Son miles de automóviles y peatones los que diariamente cruzan al lado americano a desarrollar sus actividades cotidianas; la Policía Municipal desarrolla sus acciones para garantizar la seguridad de todos ellos.

Share post with: