El boxeador de San Luis, Arizona, Anthony ‘’El Niño’’ Clark, se impuso el sábado al mexicalense  Ramón “Finito” Espiricueta, por decisión dividida de los jueces, en función de box Guerra de Titanes, organizada por la promotora ER Promotions, en el Bosque de la ciudad.

El Niño, quien pelea en peso mosca, tuvo un contrincante difícil y su séptima pelea como profesional fue también la primera que no ganó por nocaut y en la que su condición física fue puesta a prueba al pelear los cuatro rounds.

Dos de los jueces le otorgaron 39 puntos y 27 a su oponente y el tercero favoreció a Espiricueta con una tarjeta de 37 a 39.

El mexicalense, más alto y con los brazos más largos, se la puso difícil al sanluisino con su estilo de boxeo, ya que lo abrazaba constantemente. Ambos pugilistas lograron conectar buenos golpes.

Clark indicó que la pelea no fue lo que él esperaba. “Pensé que iba a ser a distancia, pero lo único que me desatinó es que me abrazaba mucho y me golpeaba en la nuca, lo que pasó varias veces y me mareó. Además de eso creo que lo hice bien, hice lo que me dijeron mis entrenadores, aunque me faltó agacharme más”.

La decisión de los jueces no fue del agradado de la afición de Espiricueta y hubo un enfrentamiento entre los seguidores de ambos boxeadores al final de la pelea, por lo que tuvo que intervenir la policía.

Clark debutó el 31 de agosto del año pasado en Mexicali, Baja California y va invicto, mientras que Espiricueta tenía un historial de cinco peleas, tres ganadas por la vía del nocaut.

Durante la velada boxística, los entrenadores de San Luis Boxing Club, Ángel Serrano y el detective Ernesto Prieto, presentaron reconocimientos a los ex pugilistas amateurs de San Luis Rio Colorado, Eduardo Zazueta y José Luis Arellano.

Share post with: