Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

La organización humanitaria No Más Muertes, que presentó un reporte la semana pasada que señala que la Patrulla Fronteriza destruye las botellas de agua que activistas dejan a los inmigrantes en el desierto, denunció que ocho de sus miembros enfrentan cargos en la corte federal de Arizona.

Los voluntarios comparecieron por cargos federales de delitos menores relacionados con el trabajo que realizan en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta, cerca de Ajo, Arizona que incluyen “conducir en un área silvestre”, “abandono en propiedad” e “ingresar a un refugio de vida silvestre sin autorización”.

A través de un comunicado, la organización afirmó que estos cargos se dan en medio de una escalada de las autoridades migratorias en contra del trabajo que realiza No Más Muertes y sus esfuerzos para ofrecer ayuda humanitaria en el desierto de Arizona.

Uno de los voluntarios fue identificado como Scott Warren, de 35 años de edad, quien fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza el pasado 17 de enero y enfrenta cargos por el delito de “refugiar o encubrir” inmigrantes indocumentados.

Warren, instructor de la Universidad Estatal de Arizona, fue detenido junto a dos inmigrantes que se encontraban con él recibiendo ayuda humanitaria cerca de Ajo.

El área donde los miembros de la organización han tenido encuentros con las autoridades es “el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta que cubre más de 803 mil acres en el desierto, sin ciudades cerca y con solo una vía de acceso público, conocida como la Carretera del Diablo”, señala el comunicado.