Uno de los payasitos consentidos de internet, Chuponcito, celebró este fin de semana 40 años de trayectoria con un show sólo para adultos, en el que las risas y el doble sentido fueron los ingredientes principales.

El comediante salió al escenario del Centro Cultural Teatro 1, que se encontraba a reventar, caracterizando del personaje “El Ranchero Loco”, quien, cargando un fusil de peluche, no reparó en reírse de las diferencias sociales entre ricos y pobres.

Luego entró al escenario “La Mamá de Chuponcito”, otro irreverente papel interpretado por el payasito y que es una sátira al estereotipo de la madre sobreprotectora.

Entre chistes, actos de magia y bailes, el comediante hizo que los asistentes, en su mayoría parejas y grupos de amigos, se revolcaran de la risa en sus asientos y se olvidaran un poco del estrés.

Para cerrar el show, que duró poco más de dos horas, Alberto Flores (nombre real del payasito) cantó el tema “Quiero Vivir”, regalando un momento nostálgico a sus fans.

Posteriormente develó su placa de 40 años de trayectoria, todo mientras lanzaba bromas hacia el espectáculo de su “competencia”, Platanito Show.

El Indio Brayan y Hugo Alcántara fueron los padrinos durante la celebración y ambos agradecieron al comediante tantos años de risas y humor original.

Chuponcito dedicó el reconocimiento a sus hijas, Lizbeth y Paulina, así como a su esposa, que se encontraba presente en el evento.

“Develar una placa de 40 años de trayectoria es un momento muy especial para este personaje, porque fueron más de 30 de estar picando piedra. Todo esto se los debo a ustedes (público)”, expresó entre lágrimas el festejado.