Los padres de familia de la escuela primaria Eva Sámano, ubicada en la avenida Tamaulipas y calle segunda, tomaron las instalaciones de la escuela luego de que un trabajador de la cooperativa de la primaria no accediera a dejar de laborar ahí, pues ya no tenía contrato y ellos consideraban que no realizaba un buen desempeño.

Comentó el delegado regional de la SEC, Martín Corella Fierro, que la molestia por parte de los padres se debió a que éstos sintieron como si el sujeto se estuviera burlando de la autoridad, además de vender productos no saludables y juguetes, lo que causaría el enfado por parte de la sociedad de padres.

Agregó Corella que la problemática con el trabajador de la cooperativa comenzó cuando dejaron de existir dos escuelas en el mismo espacio y turno, pues la actual escuela Eva Sámano y la antigua primaria Melchor Ocampo, no contaban con suficientes alumnos, así que decidieron pasar la planta docente y alumnado a la primera, desapareciendo la segunda.

En el momento en que ambas escuelas quedan “fusionadas”, solo quedó una sola concesión de la cooperativa y fue otorgada para el trabajador de la primaria Eva Sámano; cuando se le notificó al otro trabajador de cooperativa que tenía diez días para dejar el espacio de la escuela, éste hizo caso omiso.

“Los padres de familia hicieron eso como una forma de meter presión a las autoridades educativas, porque nosotros nos estábamos yendo por las vías legales (…) se habló con los padres de familia y se abrió la escuela a las 10 de la mañana, ahora solo estamos a la espera de que vengan las personas que ya no pertenecen a esta institución a recoger sus cosas”, finalizó.

 

Share post with: