Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes


Fue encontrado culpable de obstruir la investigación.

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.-

 

El ex-asesor de Donald Trump Roger Stone ha sido declarado culpable este viernes de siete delitos: obstruir una de las investigaciones del Congreso de Estados Unidos sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, manipulación de testigos y otros cinco por declaraciones falsas.

Stone, un animal político de 67 años, es un veterano asesor e ideólogo del actual mandatario estadounidense. El ex fiscal especial Robert Mueller, que lideró las pesquisas sobre los lazos de Moscú con el entorno de Trump, lo acusó de en enero de los siete delitos por los que ha sido declarado culpable.

La relevancia de Stone en la investigación de Mueller se debió a sus vínculos con WikiLeaks, la organización detrás de la filtración de miles de correos electrónicos demócratas durante la campaña presidencial.

Un jurado compuesto por nueve mujeres y tres hombres deliberaron que el lobista es culpable de todos los cargos en base a su testimonio de septiembre de 2017 ante un comité de inteligencia de la Cámara de Representantes. Stone defendió durante meses que sobre él no había “nada que investigar”.

Negó haber tenido conocimiento de antemano del ciberataque contra el Partido Demócrata o de que Wikileaks iba a publicar la información robada del correo electrónico de la candidata Hillary Clinton.

Sin embargo, las pruebas mostraron que en los meses previos a las elecciones de 2016, Stone se esforzó en obtener correos electrónicos que Rusia había robado de las computadoras  demócratas y canalizado a WikiLeaks, que después lanzó en momentos estratégicos.