Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Lo que la gente espera, que se trabaje por San Luis, es lo que la cadete Guadalupe Alcántar pretende dar a la ciudad una vez que egrese del Centro de Capacitación y Adiestramiento Policial (Cecap).

Originaria de Ciudad Obregón, llegó a la frontera hace unos catorce años en busca de un mejor destino y con la inquietud innata de algún día llegar a ser policía.

“… Siempre había tenido la idea, pero me casé y tuve a mis niñas, y decidí que tenía que dedicarme a cuidarlas”, manifestó a NOTICIAS durante su primer día de clases en el Cecap.

Guadalupe es madre de una adolescente de 13 años de edad y dos niñas de 11 y 10.

Hace 10 meses inició el proceso de registro para ingresar a la Academia y hoy es uno de los 10 cadetes de un grupo de 150 aspirantes que lograron cumplir con los requisitos y, sobre todo, superar los exámenes de Control y Confianza (C3).

“Ahora que mis hijas están más grande, creí que era tiempo de ver si podía”, abundó.

Alcántar reconoce que la imagen de las corporaciones policiacas está deteriorada en la mayor parte del país, pero considera que por unos (malos elementos), terminan pagándola todos.

Agregó que ahora, el policía es más profesional, y como muestra puso los exámenes psicométricos y psicológicos que tuvo que librar, y ni se diga la temida prueba del polígrafo.

 

Share post with: