El Ayuntamiento de San Luis entregó ayer a los habitantes del Golfo de Santa Clara una ambulancia y una máquina extintora adquiridos con la cuota voluntaria que dejaron los turistas en Semana Santa.

La ambulancia, valuada en 340 mil pesos, es una Ford, 2002, equipada con carro- camilla, aditamentos de rescate y botiquín.

En tanto, la “bombera” cuenta con contenedor de 500 galones de agua y bomba de presión para expulsar mil 500 galones por minuto. Su costo ascendió a 200 mil pesos.

El alcalde Enrique Reina Lizárraga señaló que el objetivo principal del Ayuntamiento es rendir cuentas a los ciudadanos con transparencia, en torno a la utilización de los recursos emanados de la participación  de los paseantes durante los festejos de Semana Mayor, cuyo destino decidieron los mismos  pobladores del Golfo a través del comité ciudadano que ellos mismos conformaron.

“… refrendó el compromiso de continuar trabajando  de manera coordinada  en busca de que se sigan mejorando las condiciones de atención a emergencia y brindando las herramientas necesarias a quienes con una ejemplar entrega y verdadera vocación se dedican a velar por la integridad física de los demás, listos para abatir cualquier siniestro que pudiera registrarse”, manifestó al encabezar la entrega de ambas unidades.

Por su parte, la delegada Martha Camacho resaltó el arduo trabajo realizado por el grupo de personas que se organizó para recolectar la cooperación de los vacacionistas y así poder aplicar la inversión en la adquisición de las unidades.

“Cuando sociedad y Gobierno se ponen de acuerdo en el cómo sí hacer y trabajar de la mano, es cuando programas, recursos y acciones se ven reflejadas en realidades” expresó.