Peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y elementos de seguridad de las tres órdenes de gobierno, encontraron cuatro cadáveres en estado de putrefacción en una zona desértica ubicada al sureste de la ciudad.

Con estos cuatro cuerpos suman ya seis los localizados en esa misma área localizada al sur de la avenida Dalias y al este del canal que corre a lo largo de la calle 48.

Se trata al parecer de las seis personas que fueron reportadas como desaparecidas del día 15 al 30 de enero de este año, levantadas en diferentes partes y circunstancias, pero relacionadas entre sí.

En el sitio, además de los fétidos olores, luego de que retiraron los cuerpos, se encontraron trozos de cinta adhesiva de color gris, por lo que se supone que las víctimas estaban atadas de manos y pies, o tal vez con la cabeza “enteipada”.

Los primeros cuerpos, localizados el día primero de febrero pasado, fueron identificados pos sus familiares, uno de ellos fue un pandillero de apodo el Güero Pecas, y el otro un mecánico de Mexicali, Baja California.

Estos cuatro cuerpos, localizados este viernes, primero de marzo, pudieran tratarse de padre e hijo que desaparecieron de un yonque en el que trabajaban, en el sitio solo ubicaron la moto y la bicicleta en que llegaron a trabajar.

Serán las autoridades y familiares de los desaparecidos los que lleven a cabo la penosa identificación de los restos y trabajen para identificar a los responsables y dar con su paradero, además de revelar el móvil de este caso que dejo seis o más víctimas.

Versiones policiacas apuntan a que la desaparición forzada de estas seis personas fue por el robo de un automóvil que estaba cargado con drogas, vehículo que se habrían robado en Baja California y desmantelado en esta ciudad.

Esta versión no fue confirmada por las autoridades, pero tampoco desmentida, así se convierte en una de las líneas de investigación que se tienen hasta el momento.

En el sitio de hallazgo, además de policías municipales, estaban elementos de la policía estatal, de la Marina y del Ejército Mexicano.

Share post with: