Mientras se realizaba un patrullaje de rutina por la zona, la unidad canina alertó sobre una presencia de sustancias en un vehículo que estaba estacionado en la zona. Gracias a esto los oficiales localizaron casi 34 kilos de metanfetamina que se encontraban en el interior del vehículo