Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Con rifles de asalto y con “el tiro arriba”, así se vieron varios agentes de la policía durante el homenaje y servicios funerarios ofrecidos al policía primero Daniel Armenta Santos, la tarde de este jueves.
Familiares, amigos y compañeros del oficial caído, se dieron cita cerca de las dos de la tarde para registrar el “último pase de lista” del Policía Primero Daniel Armenta Santos.
Las instalaciones de la comandancia de policía municipal fueron testigos de los sollozos de la hoy viuda y de los huérfanos que dejó este ataque de sicarios al servicio de la mafia.
Luego del asesinato del responsable del grupo de atención a vehículos robados, circuló entre los agentes de la policía una amenaza de parte de una banda delictiva.
Sin dar muchos detalles, policías aseguran que se recibió amenazas y que ya se cumplió en parte.
Comentaron que se están tomando precauciones para evitar que se vuelva a repetir un atentado contra agentes de la corporación.
Se quejaron también del nulo apoyo que recibieron del resto de las corporaciones armadas, tales como la policía estatal, federal, militares y marinos.
“La noche del ataque a nuestro compañero se generó un “código rojo” que les llega al momento a todas las corporaciones, solo acudimos nosotros al lugar de los hechos, nos dejaron solos”, dijo el elemento.
La mayoría de los elementos andaban con los chalecos antibalas colocados, aún los que andan de vacaciones y acudieron a dar el adiós a su compañero caído en cumplimiento del deber.